Saltar al contenido

¿Qué es la Bolsa de Valores?

bolsa-de-valores-que-es

La bolsa de valores es una institución pública o privada que proporciona a sus miembros las facilidades necesarias para ordenar y organizar la compra y venta de valores como acciones, bonos públicos y privados, certificados de acciones, certificados de participación y diversos productos de inversión1 de empresas y compañías públicas por cuenta de los clientes.

El mercado de capitales es el mecanismo de inversión y ahorro que sustenta la actividad productiva y la bolsa es la institución adecuada para lograr este objetivo.

Los valores se negocian en tiempo real sobre la base de un precio fijo conocido en una bolsa donde el mecanismo de negociación está totalmente regulado, es legítimo, seguro y transparente, en un entorno seguro para la actividad de los inversores.

Las bolsas de valores refuerzan los mercados de capitales y estimulan el desarrollo económico y financiero en la mayoría de los países del mundo, donde existen en algunos casos desde hace siglos, desde la creación de las primeras instituciones de este tipo a principios del siglo XVII.

Las instituciones bursátiles tratan de servir a los tres principales intereses de la economía de un país de forma complementaria.

  1. La función de una empresa es obtener del público la financiación que necesita para alcanzar sus objetivos y generar riqueza mediante la colocación de sus acciones en el mercado y su adquisición por el público.
  2. La de los ahorradores, porque se convierten en inversores y pueden obtener beneficios gracias a los dividendos que les aportan sus acciones (aunque no los consigan, porque como toda inversión es un riesgo).
  3. El Estado tiene la oportunidad de financiarse y llevar a cabo el gasto público, así como de promover nuevos proyectos y programas de carácter social.

Los participantes en la bolsa son básicamente demandantes de capital (empresas, organismos públicos o privados y otras entidades), proveedores de capital (ahorradores, inversores) e intermediarios.

Las operaciones de valores en la bolsa las realizan los miembros de la bolsa, que suelen denominarse corredores, corredores autorizados, empresas de corretaje, sociedades de corretaje, agentes o comisionistas, según la denominación que se les dé en cada país donde realicen su trabajo a cambio de una comisión. En muchos mercados, otras empresas y particulares también tienen acceso parcial al mercado de valores, ya que el conjunto de actividades del mercado primario y secundario se denomina negociación y colocación de acciones y bonos.

Hoy en día, los sistemas bursátiles funcionan de forma predictiva, lo que permite a las empresas y a los inversores tener un marco de referencia sobre cómo se comportará el mercado en el futuro y, por tanto, tomar buenas decisiones de cartera. Estos sistemas funcionan sobre la base de datos históricos y matemáticos.

Para poder cotizar sus valores en bolsa, las empresas deben publicar primero sus estados financieros, ya que a través de ellos podemos determinar los indicadores que nos permiten conocer la situación financiera de una empresa. Las bolsas de valores están reguladas, supervisadas y controladas por el Estado, aunque la mayoría de ellas se crearon antes de la creación de organismos públicos de supervisión.

Hay diferentes tipos de mercados: Mercados monetarios, mercados de acciones, mercados de opciones, mercados de futuros, mercados de derivados financieros y mercados de materias primas. También se clasifican en mercados organizados y mercados extrabursátiles.

Principales características de la bolsa de valores

  • Rentabilidad: la rentabilidad financiera es el proceso por el que los inversores tratan de recuperar su dinero mediante la creación de valor.
  • Seguridad: El mercado de valores es un mercado de rentabilidad variable, lo que significa que el valor de un valor cambia tanto al alza como a la baja, y esto implica un riesgo. Este riesgo se reduce si los valores se mantienen durante un largo periodo de tiempo, lo que aumenta la probabilidad de que la inversión sea rentable y segura. Por otro lado, es aconsejable diversificar la compra de valores, es decir, adquirir varias empresas.
  • Liquidez: la capacidad de comprar y vender rápidamente este tipo de inversión.

Cuáles son los participantes de la bolsa de valores

  • Intermediarios: empresas de corretaje, empresas de corretaje, empresas de corretaje, empresas de corretaje, empresas de corretaje, empresas de corretaje, empresas de corretaje, empresas de corretaje, empresas de corretaje.
  • Inversores
    Inversores a corto plazo que asumen un alto riesgo en busca de altos rendimientos.
    Inversores a largo plazo que buscan rendimientos a través de estrategias como los dividendos y la revalorización del capital.
    Inversores con aversión al riesgo que prefieren invertir en títulos públicos de renta fija de bajo rendimiento, como letras y bonos del Tesoro.
  • Las empresas y los soberanos, las corporaciones, las entidades públicas o privadas, y otras entidades comerciales.

Funciones económicas


Las bolsas realizan, entre otras, las siguientes funciones.

  • Canalizan el ahorro en inversiones y contribuyen al proceso de desarrollo económico.
  • Ponen en contacto a las empresas y entidades gubernamentales que necesitan fondos de inversión con los ahorradores.
  • Prestan liquidez a las inversiones para que los titulares de los valores puedan convertir fácilmente sus acciones y otros títulos en efectivo.
  • Prueban el precio de mercado.
  • Fomentan la asignación eficiente de los recursos.
  • Contribuyen a la valoración de los activos financieros.

Por otro lado, las bolsas están expuestas al riesgo de los ciclos económicos y se consideran instrumentos para medir el impacto de los acontecimientos económicos, políticos y sociales, están influenciadas por fenómenos psicológicos que pueden aumentar o disminuir el precio de los valores y las acciones, por lo que se dice que las bolsas pueden ser o convertirse en un barómetro del comportamiento de la economía de un país.

Supervisión, regulación y administración


En la mayoría de los países, los valores privados y los certificados negociados en una bolsa de valores requieren la aprobación de una comisión o regulador nacional de valores. Por lo general, los valores públicos emitidos por los gobiernos no requieren dicha aprobación.

Estas agencias son responsables de la supervisión, regulación y vigilancia de las bolsas, las empresas de valores, los asesores de inversión, los emisores de valores, los auditores y las agencias de evaluación de riesgos. Sin embargo, si los mecanismos de supervisión fallan, podría ocurrir un desastre financiero como el de 1929. Cabe señalar que las crisis en los mercados bursátil, financiero y crediticio han llevado a la promulgación de nuevas leyes y reglamentos para que los mercados funcionen con mayor seguridad.